Afiliado de ese sindicato del que usted me habla logra leerse el cuaderno de debates del próximo Congreso Confederal y no morir en el intento

Afiliado de ese sindicato del que usted me habla logra leerse el cuaderno de debates del próximo Congreso Confederal y no morir en el intento

Por primera vez, un afiliado de ese sindicato del que usted me habla ha superado la prueba más difícil. Agapito Peláez, del Sindicato de Oficios Varios de Novosibirsk, se imprimió el cuaderno de debate previo al XVIII Congreso Confederal de Ese Sindicato Del Que Usted Me Habla y se lo leyó de cabo a rabo, sin usar en ningún momento las hojas para cortarse las venas, como había sucedido cada vez que alguien lo había intentado.

“Me han parecido muy amenas todas las propuestas, y estoy deseando leer las ponencias definitivas”, ha declarado Peláez a este medio. Ha destacado entre todos los escritos el titulado “En busca del tiempo perdido”, firmado por Marcel Proust, afiliado del Sindicato del Metal (concretamente del plomo) de París. “Otros textos son más largos y aburridos, pero todos tienen algo que aportar al debate”, añade.

Expertos consultados por este medio opinan que Peláez ha sido capaz de llevar a cabo su hazaña porque no ha entendido una palabra de lo que ha leído. “Sí, ese es mi Agapito”, ha declarado su esposa, consultada al respecto.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *