Entrevista al muñeco que usa el jefe de la Junta Militar de Tailandia para eludir a la prensa

Entrevista al muñeco que usa el jefe de la Junta Militar de Tailandia para eludir a la prensa

SINDICAL TODAY: Nos encontramos en Tailandia para entrevistar a nuestro personaje de cartón de la semana. Si la semana pasada estuvimos con Pedro Sánchez y nos sorprendimos con la revelación de que no está hecho enteramente de cartón (el rostro es de cartón piedra) hoy tenemos otro personaje no menos interesante: el muñeco de cartón que sustituye al jefe de la Junta Militar de Tailandia frente a la prensa. Buenos días.

MUÑECO DE CARTÓN: Buenos días. Aclaro que yo sí soy de cartón al 100%, aunque por supuesto no tengo nada en contra de los muñecos fabricados de otros materiales, como pueden ser el cartón piedra, el plástico, el papel maché, o el trapo. Los de peluche son unos comeflores, siempre con su sonrisita estúpida, y me irritan hasta la náusea, pero tampoco tengo nada contra ellos.

ST: No pensábamos que un ser de cartón tuviera sentimientos tan fuertes.

MDC: Uno también tiene su corazoncito…

ST: …de cartón.

MDC: Sí, de cartón. No late ni nada, pero corazoncito al fin y al cabo.

ST: Y bien, dígame, qué le parece su trabajo de sustituto ante la prensa del jefe de la Junta Militar.

MDC: Pues la verdad, es un puesto muy aburrido. Todo el día aquí plantado. Sin moverme. Además, ¿y si me pica la nariz? De hecho, me pica la nariz. Podría rascarme…

ST:  Podría… Pero a ver, que es usted un muñeco de cartón. ¿Qué quiere?

MDC: Vaya… ¿es que no sabe que hay muñecos de cartón articulados? Yo quería ser articulado. (Llora trocitos de cartón)

ST: Va a ser que tiene usted razón.

muñeco articulado.jpg

Pues va a ser que la tiene

MDC: Claro que la tengo, oiga. Soy nada menos que el jefe de la Junta Militar de Tailandia.

ST: Menos lobos, Caperucita, que es usted nada más que el muñeco que se parece al jefe de la Junta Militar de Tailandia.

MDC: ¿Ve? Esa es otra de las cosas que odio de mi trabajo. Nadie lo valora. (Llora trocitos de cartón)

ST: Venga, venga, no llore…

MDC: ¡Y eso que es un puesto de responsabilidad! Ni que fuera un muñeco de esos que ponen en los supermercados para anunciar yo qué sé. ¡Soy el jefe de la Junta…!

ST: Bueno, el muñeco que…

MDC: ¡Ya ya! Pero es una responsabilidad representar a todo un país, siendo de cartón.

ST: Bueno, y qué tal le pagan.

MDC: ¡No me pagan! Se escudan en que soy de cartón y por lo tanto no tengo necesidades. También en que aunque tuviera un sueldo no podría aprovecharme de él, porque al no ser articulado no puedo manejar ni monedas, ni billetes, ni tarjetas de crédito. ¡Excusas de mal pagador! Nunca mejor dicho… ¡Malditos explotadores! ¿Y sabe lo peor de todo?

ST: Qué va, si supiera algo no sería becario de Sindical Today. Dígame.

MDC: ¡Que me pusieron una capa protectora para poder resistir las inclemencias del clima tailandés y los otros muñecos de cartón iban diciendo que me han untado! Es una capa protectora, por favor. Pro-tec-to-ra. ¿No ven que estoy a la interperie? ¿Qué pretenden? ¿Que me aje en dos días? ¿Que me deshaga con el primer monzón? ¡Qué injusto!

ST: Mucho. ¿Y no tiene algo de bueno su trabajo?

MDC: Que me han hecho guapo, ¿no cree?

ST: Esto… qué quiere que le diga…

MDC: ¡Pero mire esta cara! ¡Esta prestancia de jefe de Junta Militar! ¡Esta mirada profunda de cartón!

ST: Lo que usted diga. En fin, todas estas injusticias y privaciones que sufre, ¿piensa seguir sufriéndolas en silencio, como en los anuncios de tratamientos para las almorranas?

MDC: ¡Ni hablar! Tengo planes para el futuro.

ST: Cuénteme por favor.

MDC: En las próximas elecciones, ¡voy a presentarme para Primer Ministro de Tailandia!

ST: ¿Con qué partido y programa?

MDC: Uno nuevo que me acabo de inventor. El PPC, el Partido del Proletariado de Cartón. ¿O queda mejor PCOC, Partido de la Clase Obrera de Cartón?

ST: Este… los dos están muy bien. ¿Y cree que siendo de cartón puede ganar las elecciones?

MDC: Bueno, ya estamos haciendo alianzas con otras fuerzas. Tenemos muy buenas relaciones con otro partido que me acabo de inventar, el PMM (Partido de las Marionetas de Madera).

ST: Parece complicada la alianza entre gente de distintos materiales, ¿no cree?

MDC: ¡DE CARTÓN O DE MADERA, LA MISMA CLASE OBRERA!

ST: Vale, vale… tiene usted razón. ¿Y con el PGP, el Partido de la Gente de Peluche, también piensan hablar?

MDC: Hum… no. Con esos no. Además, el que se está inventando los partidos soy yo, y ese no me lo he inventado.

ST: Usted disculpe. Muchas gracias por contestar nuestras preguntas.

MDC: Gracias a ustedes por dar voz a los muñecos de cartón. ¡Sí se puede!

ST: Ya… vale.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *