La huelga de elfos en el Polo Norte pone en peligro la Navidad

Los elfos que trabajan en SantaCorp, la poderosa empresa de reparto de regalos dirigida por el magnate de la Navidad Papá Noel/Santa Claus/etc, han decidido ponerse en huelga. Tras años de sufrir el deterioro de sus condiciones laborales y la precariedad, han decidido plantar cara a la compañía, convocando huelga para toda la temporada navideña. Sus reivindicaciones son:

 

  • Actualización de los salarios (congelados desde 1901) según el IPC acumulado en los últimos siglos
  • Contratación como fijos discontinuos de los elfos que trabajan en la campaña de navidad (actualmente son contratos temporales)
  • Implantación de medidas de seguridad adecuadas para aquellos elfos que viajan con Papá Noel en el trineo repartiendo los regalos a los niños (los sindicatos denuncian que viajar en un trineo volador abierto y a toda velocidad es una actividad de alto riesgo, y que todos los años se producen accidentes, en muchos casos mortales)
  • Reducción de la jornada a 8 horas diarias y contratación de más personal
  • Reparto igualitario de los regalos entre los niños del mundo, sin tener en cuenta el status económico de los padres (afirman fuentes sindicales que llevan años solicitando a Papá Noel el fin de la política de llevar más regalos a los niños ricos que a los niños pobres)

La empresa, en un comunicado emitido esta tarde, ha contestado que no es posible cumplir las pretensiones sindicales por motivos económicos y organizativos, y ha calificado la convocatoria de huelga de “carente de espíritu navideño”. Por otro lado, ha intentado desmontar algunos de los argumentos de los convocantes. Respecto a los salarios, por ejemplo, ha declarado el propio Papá Noel que es normal que estén congelados porque casi todo lo está en el Polo Norte. Además, ha anunciado que en caso de seguir adelante la convocatoria impondría unos servicios mínimos del 50% para “al menos llevar regalos a los niños que se han portado muy muy bien”. Los sindicatos han respondido que esos servicios mínimos serían abusivos ya que se han inflado las cifras de niños que se portan muy bien, y que algunos de ellos sólo se portan bien o incluso regular. Todo ello sin entrar en nombres, menos el de Hugo, de quien han dicho que da collejas a su hermano pequeño a escondidas de sus padres.

Reacción de los padres

Por su parte, las asociaciones de padres y madres han instado a ambas partes al diálogo con el fin de que la huelga no perjudique las entrañables fiestas navideñas. “¿Qué vamos a hacer?”, declaraba a este medio el portavoz de una de dichas asociaciones, “¿Comprar nosotros mismos los regalos? ¿Dejarlos por la noche bajo el árbol mientras duermen nuestros hijos? ¿Exponernos a que los hermanos mayores se enteren de que Papá Noel son los padres y que se lo cuenten a los pequeños? ¡Eso sería el fin de la Navidad tal como la conocemos!”.

Última hora

Los renos de Papá Noel, a través de su portavoz Rudolf, han anunciado que en caso de no alcanzarse un acuerdo entre las partes antes de la madrugada del 24 al 25 de diciembre, se solidarizarán con los elfos huelguistas y no colaborarán con la entrega de los regalos, como hacen cada año.

Ante esta nueva maniobra, Papá Noel ha contactado con los camellos de los Reyes Magos, que le han pasado un par de gramos para que se le pase el disgusto.

 

Leave a reply

You must be logged in to post a comment.