Nace el Sindicato de Privilegiados

Nace el Sindicato de Privilegiados

Una nueva clase social está adquiriendo una importancia creciente en nuestro país y parte del extranjero: se trata de los privilegiados, y cada vez hay más. Ese colectivo, tan desagradable para los pringaos de todo tipo, no cesa de crecer en número y no precisamente por su tasa de natalidad, aunque seguro que se pasan el día entregados a la lujuria los muy libertinos, sino a medida que se va ampliando el concepto de privilegio. En el principio de los tiempos, cuando los dinosaurios, la manzana y todo eso, se consideraba privilegiado a quien vivía del trabajo ajeno; pronto se añadieron a ese grupo los que cobraban un pastón. Recientemente y de forma sucesiva se han ido agregando los que cobran un salario digno, los que sólo llegan a fin de mes pero tienen cierta estabilidad, los que están precarios y cobran un mojón pero al menos tienen curro y, finalmente, los que trabajan gratis. Hoy en día se estima el porcentaje de privilegiados en un 90-95% de la población.

Para atender a las necesidades de este colectivo al alza ha nacido el primer Sindicato de Privilegiados, el SinPrivis. La idea surgió cuando un stagier de un restaurante con estrella Michelin merodeaba por el puerto buscando algo de comer que se le hubiera caído a alguien y se topó con una asamblea de estibadores. Fue como un flechazo, pero no de amor sino de sinergias.

La nueva organización sindical nace con la intención de explotar más y mejor a los pobres y esforzados empresarios para quedarse con una parte mayor de esa riqueza que los emprendedores crean con su visión, su optimismo, su ilusión, su actitud ganadora y el poder del Unicornio Rosa Invisible, pero no es su único cometido. También tienen como objetivo chupar del bote, vivir de papá estado, liar alguna de vez en cuando, y reírse del resto de la sociedad (sobre todo de usted) a sus espaldas.

De momento sólo cuentan con unos pocos afiliados, pero esperan crecer rápidamente. “Sabemos que pedimos un sacrificio a la gente que está tan tranquila criticándonos en el bar por nuestras prebendas, pero nuestro privilegio es también su privilegio y debemos luchar juntos por lo que nos corresponde y por todo lo que podamos rapiñar” ha explicado el portavoz del sindicato.

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *