Nuevo disco de Pax Sozial: El bajista hace la huelga

Nuevo disco de Pax Sozial: El bajista hace la huelga

Hace ya demasiado tiempo que los fans del que se ha dado en llamar “Yellow Punk” o “Rock Eskirol” esperan un nuevo disco del grupo que fundó el subgénero, los ya legendarios Pax Sozial. A su sombra han proliferado cientos de grupos que han imitado la fórmula con más o menos acierto. No podemos quitar mérito a algunas propuestas como el “Komisiones Oi” de los Sumisos a la Direkzión, o el “Padefo Sound” de los Xclavox por Vokazión. Sin embargo, si lo que uno quiere es volver a escuchar el auténtico sonido de los derechos laborales siendo triturados por la maquinaria del capitalismo y del sindicalismo pactista, todo ello acompañado de unos acordes contundentes y un ritmo esquizofrénico, como en aquel mítico “Pakto con el diablo”, no queda más remedio que volver a los orígenes, a los reyes de la traición a la clase obrera: los Pax Sozial.

Como si los sonidos de la banda vinieran impregnados de olor a sangre proletaria

La música de Pax Sozial en ocasiones parece surgir de algún lugar oscuro y recóndito del más lóbrego departamento de RRHH, donde se cometen los abusos patronales más atroces; en otras ocasiones parece que se ha creado en el más vendido de los comités, donde la traición alcanza sus cimas más altas. Es como si los sonidos de esta banda vinieran impregnados con el olor de la codicia de un director de Relaciones Laborales o un CEO, del miedo del trabajador amenazado de despido y de la astucia y falta de escrúpulos del sindicalista liberado al servicio de su amo. Eso por no hablar de ese olor tan característico a sangre proletaria.

Aunque las nuevas canciones siguen en la misma línea y mantienen la misma intensidad, y por lo tanto no decepcionan en absoluto, los aficionados del grupo estaban algo inquietos por la tardanza del mismo en sacar nuevo disco. Los miembros de la banda nunca han dado ninguna pista de por qué se han hecho esperar tanto las nuevas canciones, y si les preguntabas por ello solo te decían que todo el mundo sabía que ellos estaban liberados, que a qué venían tantas prisas. Sin embargo, la canción que da título al disco, “El bajista hace la huelga”, nos revela el enigma que traía de cabeza al mundo musical. Por suerte, ese ingrato y codicioso bajista ya vive debajo de un puente y en su lugar hay otro bajista nuevo que sí sabe apreciar que un grupo de la categoría de Pax Sozial le pague en visibilidad. El nuevo bajista no toca tan bien como el anterior, pero lo compensa de sobra con una sumisión total a sus superiores, tal como explica la canción mencionada.

El bajista está enfadado,
en su sitio ahora hay un becario.
Si no te gusta monta un sindicato
de bajistas frustrados

Las demás canciones del disco siguen explorando los temas presentes en “Pakto con el diablo” y que son característicos del grupo: la necesidad de ser sumisos al patrón, el desprecio hacia la lucha obrera y hacia la clase obrera en general, la épica del emprendedor y el capitalista, la exaltación de la precariedad, la inutilidad de cualquier resistencia y las bondades de venderse al mejor postor. Auguramos que temazos como “Beka no remunerada”, “Ké derechos”, “No me seas radikal”, “He firmado un pakto (huelga desconvokada)”, “Alerta amarilla, un sindikalista en el komité” o “Ké pasa si soy kolega del CEO” van a arrasar en las pistas de baile de La Moraleja y en todos los saraos de la CEOE.

Tagged with:

Related Articles

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *