Nuevo disco de Pax-Sozial, el punk del sindicalismo amarillo, concierto de presentación

Nuevo disco de Pax-Sozial, el punk del sindicalismo amarillo, concierto de presentación

El grupo punk-oi Pax-Sozial saca su nuevo disco “Pakto kon el diablo”.

Cuando recorríamos las estaciones de Barcelona de la Línea 3 en ruta hacia el centro no podíamos imaginar lo que aguardaba al otro lado de esa frontera imaginaria que separa la zona bien de la marabunta turística, una vuelta al pasado para los adinerados de can fanga.

En un callejón oscuro y sórdido se ubica el acceso al bar musical de moda, como está escrito en una pared del interior, un espacio amplio y colmado de pintadas y pósters hasta los topes. Acostumbrados a conciertos de punk rock con poco más de 50 personas, nos sorprendimos gratamente al ver una multitud de gente que nos hacía difícil lo que pensábamos que sería fácil: encontrarnos con otra amiga dentro. Por lo menos 200 personas bailoteaban al ritmo de FP, llegados de Vic, a la espera del turno de Pax-Sozial, un cuarteto de Getafe liderado por una chica y que lleva apenas dos años en activo.

Ya sabes lo que hay, traga con todo
P
ara ser un esclavo competitivo
Y
no esperes que eso te salve de arrastrarte por el lodo
Porque cuando me pongo no dejo ni uno vivo

En apenas dos años y dos LPs en el mercado, el segundo, “Pakto kon el diablo“, acabado de salir del horno, han conseguido convertirse en un pequeño fenómeno dentro de la escena del punk amarillo. En un foro, un conocido asegura que en Madrid los vio junto a 300 personas, cifras incluso complicadas de conseguir para algunos grupos internacionales. En las primeras notas del concierto, en el tema “Komo konseguí mi liberazion“, empezó el movimiento: empujones, saltos y puños al aire. Tampoco los crowdsurings se hicieron esperar.

Su lírica profundamente amarillizada (“Komo konseguí mi liberazion“, “Kurra y kalla“, “Soy tu representante“…) levanta pasiones entre un público mayoritariamente afiliados a CCOO y UGT familiarizado con este tipo de consignas. Pero a la vez, la banda huye de apriorismos y consigue acercarse a un público más amplio con melodías pegadizas, más propias de grupos de pop punk que hablan de desamores y sinsabores personales que del mundo de los pinchos y las cazadoras con parches, donde calan esta clase de mensajes contra el gobierno, la política, o en favor de la igualdad de sexos, la homosexualidad o por la liberación animal.

Agradecemos al representante de Pax-Sozial que nos haya permitido colgar una parte del que pensamos que va a ser su gran éxito: “Soy tu representante“.

Soy un tipo importante
Soy tu representante
No estoy si no vienes
Con tu afiliación por delante
Yo te represento
Por lo menos lo aparento

También ayudó a la enorme afluencia de público el carácter benéfico pro-cúpulas presas del concierto, y que luego tocaba CANTAUTOR_PIJO_PROGRE, un grupo de referencia en la escena pijo-progre de Barcelona, liderado por su vocalista Borjamari. Desde primera fila y mirando para atrás uno veía un enorme cartel blanco con las palabras “Llibertat presxs”, mientras se sentía agua en piscina en una competición de natación sincronizada al ver como, de pronto, un par de piernas se alzaban hacia el techo sin poder atisbar el tronco del susodicho o la susodicha (la transversalidad de pantalones de pitillo y zapatillas deportivas confiere un cierto tono asexuado al atuendo en el mundillo).

Con cervezas a un euro, el público disfrutaba de la combinación de temas de sus dos álbumes, apenas pudiendo vislumbrar a la baterista y líder, Blanca, entre tanto hombretón de metro ochenta y a falta de ningún tipo de escenario físico. El espectáculo duró alrededor de tres cuartos de hora, y discutimos los temas que echamos de menos, como por ejemplo, su único esfuerzo en inglés, “We are the signatories”, de su reciente lanzamiento. Desconozco si no duró más por decisión de lxs miembrxs del grupo o porque el local debía cerrar a las diez.

Lo que es seguro es que la trayectoria de Pax-Sozial seguirá por lo menos un tiempo más (desengañémonos, la longevidad de esta clase de grupos suele ser corta), y aunque potencial para llegar lejos tienen, su entregada apuesta por el underground, el DIY y su activismo musical harán difícil que su público crezca. Aún así, conozco a varios grupos que firmarían con sangre 200 asistentes por concierto desde hoy hasta el final de sus días.

Los temas del disco “Pakto kon el diablo” son:

  1. Pakto kon el diablo
  2. Komo konseguí mi liberazion
  3. Kurra y kalla
  4. Despido kolektivo
  5. Ke vivan las horas sindikales
  6. La negoziazion
  7. Soy tu representante
  8. Mi pasión, la Deslokalizazión
  9. Lacallos de la ZEOE
  10. We are the signatories
  11. Vete a tu amada Venezueta

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *